Desempeño Anual Financiero

Mercados

MASISA enfoca sus actividades operativas y comerciales en América Latina, donde en 2017 concentró el 83,0% de las ventas consolidadas, mientras que orientó hacia diversos mercados de exportación el 17,0% remanente de las ventas.

Chile y sus mercados de destino en la región y México, son países con alto potencial de crecimiento y consecuentemente han sido los mercados donde la Compañía ha focalizado sus inversiones.

Dentro de los mercados donde MASISA opera destacó especialmente el aumento de volúmenes de venta de tableros y molduras MDF a Norteamérica debido a la recuperación económica y del sector construcción de Estados Unidos.

Adicionalmente, el año 2017 fue histórico para MASISA por su proceso de transformación, que en su negocio generó una utilidad de US$27 millones, compensada por el reconocimiento de pérdidas netas en las desinversiones industriales de US$102 millones y US$17 millones en costos de reestructuración y pre pago de deudas; y además un deterioro para ajustar valor de activos por US$154 millones en Venezuela eliminando las distorsiones que crea la hiperinflación. Lo que le implicó reportar una pérdida de US$245 millones. De esta forma, a pesar de estos ajustes, el patrimonio total creció US$24 millones.

Plantas
Mercado

Ventas

— Los ingresos consolidados al cierre de 2017 alcanzaron US$1.057,4 millones, lo que representa un aumento de US$97,6 millones (10,2%) que se generó principalmente por los mayores ingresos generados por la corrección monetaria/inflación en Venezuela.

Los ingresos por venta acumulados a diciembre de 2017 sin considerar Venezuela fueron US$792,8 millones, lo que representa una disminución de US$36,8 millones (-4,4%) con respecto al año anterior. Esta disminución se debe principalmente a menores ventas forestales en el mercado local en Chile (US$-18,0 millones) como consecuencia de una menor masa forestal producto de ventas no recurrentes de años anteriores. Por menores ingresos por ventas en Argentina (US$-17,1 millones) por la venta de los activos industriales en septiembre de 2017, menores ingresos por venta en Colombia (US$-6,2 millones) y menores ingresos por venta en Brasil (US$-4,1 millones), debido a la venta de los activos forestales en Brasil en 2016. Lo anterior fue parcialmente compensado por mayores ingresos por venta en mercados de exportación (US$+5,8 millones), principalmente de madera aserrada, un aumento de ingresos por venta en México (US+$4,4 millones), principalmente tableros PB, mayores ingresos por venta en Estados Unidos (US$+4,5 millones) por un aumento en las ventas de Molduras MDF y un aumento en los ingresos por venta en Perú (US$+2,5 millones).

Los volúmenes totales de venta de tableros MDP y MDF, incluyendo molduras MDF, que en conjunto constituyen el negocio principal de la Compañía, disminuyeron 6,0%. Esta disminución se debe principalmente a menores volúmenes vendidos en Argentina como consecuencia de la venta de sus activos industriales en septiembre de 2017 y a una caída en los volúmenes de venta en Venezuela (-42,4%), debido a la parada por siniestro de la planta MDF durante el tercer trimestre.

Los ingresos consolidados al cierre de 2017, sin considerar Venezuela, Brasil y las ventas industriales de Argentina alcanzaron US$536,2 millones, lo que representa una disminución de US$11,9 millones (-2,2%).

Negocio Industrial
Los ingresos por ventas acumulados del negocio industrial alcanzaron a US$1.001,4 millones, un aumento de US$137,2 millones (+15,9%). Este aumento se debe principalmente a mayores ingresos por ventas en Venezuela producto de la inflación. En tanto, se registraron mayores ingresos por ventas de tableros en Brasil (US$+14,4 millones), mayores ingresos por ventas de madera aserrada en mercados de exportación (US$+5,8 millones), un aumento de ingresos por venta en México (US+$4,4 millones), principalmente tableros PB, mayores ventas de tableros MDF en Chile (US$+6,5 millones), mayores ingresos por venta de Molduras MDF en Estados Unidos (US$+4,5 millones) y un aumento en los ingresos por venta de tableros en Perú (US$+3,8 millones). Lo anterior fue parcialmente compensado por menores ingresos por ventas en Argentina (US$-17,1 millones) por la venta de los activos industriales en septiembre de 2017, menores ingresos por venta en Colombia (US$-6,2 millones).

Los ingresos por ventas acumulados del negocio industrial sin considerar Venezuela, Brasil y Argentina alcanzaron US$481,7 millones, un aumento de US$6,0 millones (+1,3%).

Negocio Forestal
Los ingresos por venta totales de la unidad forestal alcanzaron a US$137,6 millones, una disminución de US$2,4 millones (-1,7%). Las ventas forestales a terceros, excluyendo ventas intercompañía (que se eliminan en el proceso de consolidación), alcanzaron US$56,0 millones, una disminución de US$39,6 millones (-41,4%). Esta disminución proviene principalmente por la venta del total de los activos forestales de Brasil en 2016 y a menores ventas en Chile como consecuencia de una menor masa forestal producto de ventas no recurrentes de años anteriores.

Ingresos Consolidados Ingresos Consolidados
Costo de Venta

Costo de ventas

El costo de ventas total acumulado alcanzó a US$850,5 millones, lo que representa un aumento de US$89,7 millones (+11,8%), explicado principalmente por los efectos de la inflación en los costos en Venezuela (US$231,8 millones). El costo de ventas acumulado sin considerar Venezuela alcanzó a US$639,8 millones, lo que representa una disminución de US$28,2 millones (-4,2%), explicado principalmente por Argentina donde hubo una disminución de costos de US$-11,1 millones producto de la desinversión de los activos industriales en septiembre 2017. Estos efectos fueron parcialmente compensados por menores costos en Chile y la región Andina por una menor venta desde Chile hacia México en 2017, producto de una mayor utilización de la nueva planta de MDF en México.

El costo de ventas acumulado sin considerar Venezuela, Brasil y el costo industrial de Argentina alcanzaron a US$429,6 millones, una disminución de US$11,1 millones (-2,5%).

Margen Bruto

millones, un 4,0% superior al año anterior, principalmente por los efectos de la inflación en Venezuela. La ganancia bruta sin incluir Venezuela, Brasil y Argentina Industrial alcanzó US$106,5 millones, lo que representa un aumento de US$0,3 millones (+0,3%). Este aumento se explica principalmente por una disminución de costos de producción de tableros producto de eficiencias operacionales en Chile.

Diferencia de cambio y Resultados por unidades de reajuste
Las diferencias de cambio generaron una ganancia de US$6,9 millones, mientras que el año anterior se generó una pérdida de US$12,8 millones. La diferencia de cambio de este año proviene principalmente del 8,2% de apreciación del peso chileno y del 4,5% del peso mexicano. Lo anterior fue parcialmente compensado por devaluaciones del bolívar venezolano, peso argentino y del real brasileño.

Por otro lado, la Compañía presentó una utilidad de US$15,6 millones por unidades de reajuste por el reconocimiento de los efectos de la inflación en Venezuela. Esta cifra es US$35,8 millones mejor que el período anterior, y es el resultado del diferencial entre devaluación e inflación en Venezuela.

Ganancia Beuta

Otros Ingresos y Gastos por función

Los otros ingresos por función netos de otros gastos por función alcanzaron una pérdida de US$389,4 millones, lo que representa una disminución de US$436,3 millones, explicado principalmente por el deterioro de los activos fijos en Venezuela por US$255,9 millones y la pérdida por US$262,0 millones en la venta de las filiales en Brasil y México, compensado por la utilidad en la venta del activo industrial de Argentina por US$103,9 millones. Más detalles de estos movimientos se encuentran en la nota 26 de los Estados Financieros.

EBITDA

El EBITDA consolidado recurrente de 2017 fue de US$131,5 millones, lo cual representa un aumento de 4,2% con respecto a los US$126,2 millones del año 2016.

El EBITDA consolidado alcanzó a US$138,4 millones, lo que representa una disminución de 14,1% con respecto a los US$161,2 millones de diciembre de 2016, debido a diminuciones de EBITDA en Brasil, Venezuela, Argentina y Chile.

El EBITDA recurrente excluyendo Venezuela, Brasil y el EBITDA Industrial de Argentina fue de US$90,8 millones, lo cual representa un aumento de 14,6% con respecto a diciembre del año anterior, explicado por un mayor EBITDA de Chile y la región Andina, que aumentó US$4,8 millones debido a un mayor EBITDA Industrial (+60,1%) y en México, donde el EBITDA aumentó 19,3%, equivalente a US$4,1 millones, por buena gestión de precios, eficiencias en costos y gastos, y mayores márgenes por la nueva planta MDF.

A diciembre de 2017 se observó un aumento de 26,6% del EBITDA Industrial, por un aumento de US$15,1 millones, en Chile y la región Andina, US$10,8 millones en Brasil, un aumento de US$4,1 millones en México, lo anterior parcialmente compensado por una disminución de US$5,5 millones en Argentina, debido a la desinversión de los activos industriales en dicho país a finales de septiembre de 2017.

En tanto, el EBITDA Forestal disminuyó US$44,0 millones por una caída de US$21,8 millones de EBITDA en Brasil, debido al impacto positivo por una vez por la venta de 100% de los activos forestales de la empresa en este país en el año 2016 y por una caída de US$17,1 millones de EBITDA en Chile, como consecuencia de una menor masa forestal producto de ventas no recurrentes de años anteriores.

En términos consolidados, al 31 de diciembre de 2017 las operaciones de la región Andina, liderada por Chile, concentraron 42,6% del EBITDA, Argentina 24,1%, México 17,4%, Brasil 11,7% y Venezuela 4,2%.

En tanto, al considerar solamente el EBITDA consolidado recurrente, las operaciones de la región Andina representaron 39,7% del EBITDA, Argentina 25,3%, México 18,3%, Brasil 12,3% y Venezuela 4,4%

EBITDA Trabajador
Trabajador

Ganancia atribuible a los propietarios de la controladora

La Utilidad atribuible a los propietarios de la controladora (anteriormente utilidad del ejercicio) sin los efectos por una sola vez reconocidos en el año 2017 sería de US$27,6 millones, que compara positivamente con los US$19,9 millones del 2016. Los efectos por una vez reconocidos provienen de los siguientes conceptos: i) deterioro de los activos en Venezuela por -US$153,6 millones (correspondientes al 60% de participación), ii) los efectos del plan de desinversión por -US$102,3 millones neto de impuestos, iii) los gastos de reestructuración como consecuencia del redimensionamiento de la Compañía por -US$8,5 millones neto de impuesto, y iv) los costos de prepago de la deuda por -US$8,2 millones neto de impuestos. Con estos efectos, la ganancia (perdida) atribuible a los propietarios de la controladora alcanzó una pérdida de US$245,0 millones.

La pérdida de US$102,3 millones (neta de impuestos) producto del plan de desinversión, en Brasil y México generan un resultado extraordinario negativo durante 2017 de US$174,8 millones y US$8,8 millones respectivamente, mientras que la transacción de los activos industriales en Argentina tuvo un efecto positivo en los resultados de US$81,3 millones. El registro de estas desinversiones, según lo establecen las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF), requieren que las diferencias de cambio ya reconocidas en patrimonio (otras reservas) sean reclasificadas a resultados, lo que implicó reconocer una pérdida de US$135,8 millones, la que no afectó al patrimonio neto de la Compañía. Adicionalmente, el registro de estas desinversiones generó una utilidad de US$33,5 millones respecto a su valor libro, las que según las NIIF deben ser presentadas en forma conjunta.

Balance

Activos
Los activos corrientes alcanzaron los US$618,5 millones, representando un aumento de US$154,4 millones (+33,3%). Esta variación se explica principalmente por un aumento en activos disponibles para la venta por la reclasificación de los activos industriales en México (US$+238,3 millones). Lo anterior, parcialmente compensado por una disminución de US$55,8 millones en inventarios y una disminución de US$71,9 millones en deudores corrientes, principalmente en México, producto del deterioro registrado por la futura venta de sus activos.

Los activos no corrientes alcanzaron los US$998,4 millones, representando una disminución de US$331,3 (-24,9%). Esta variación se explica principalmente por una disminución en propiedades, plantas y equipos (US$-333,1 millones), por la venta de los activos Industriales de Argentina y Brasil, y la reclasificación a disponible para la venta de los activos industriales en México.

Como resultado de lo anterior, los activos totales de Masisa disminuyeron US$173,2 millones (-9,7%).

Los recursos en caja y equivalentes de caja alcanzaron los US$94,4 millones. De dichos recursos, solo US$0,1 millones estaban en bolívares, en Venezuela. El significativo aumento en caja se explica principalmente por el ingreso de los fondos provenientes de la venta de los activos industriales en Brasil.

Cabe destacar que los principales activos de la Compañía están constituidos por sus plantas productivas y bosques ubicados en Chile, Argentina, Venezuela y México, los cuales están valorizados de acuerdo a las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF). Según la referida norma, los activos en general pueden valorizarse a su valor justo (fair value) o costo histórico, habiendo adoptado la Sociedad, para sus activos fijos industriales, la excepción de la NIIF que permite valorizar estos activos por única vez a su valor justo y asignar dicho valor como el costo histórico (al 1 de enero de 2008). En relación a los terrenos forestales, se adoptó la metodología de costo revaluado periódicamente, y para el caso de los bosques (vuelos forestales), se decidió aplicar el criterio de valor justo a través de la metodología de flujos futuros descontados.

Para activos no monetarios, la Sociedad realiza provisiones o deterioros cuando existe evidencia de que el valor contable de los activos supera su valor justo.

Deuda
La deuda financiera total de Masisa disminuyó US$ 131,9 millones con respecto al 31 de diciembre de 2016, alcanzando a US$ 599,5 millones. La deuda financiera neta disminuyó US$ 109,8 millones al cierre de diciembre de 2017, alcanzando a US$ 557,1 millones. La disminución de la deuda financiera neta está relacionada con el prepago del bono internacional de US$ 200,0 mm en el marco del plan de reestructuración de la deuda y disminución de su costo de financiamiento. Cabe destacar que los fondos para el prepago del bono internacional se obtuvieron del proceso de desinversión y de la emisión de un crédito por US$ 100 millones (Club Deal).

La Compañía mantiene una cobertura del 100,0% del portafolio de bonos en UF para convertirlos a reajustabilidad dólar a través de instrumentos derivados ("cross currency swaps"), cuya valorización compensa las variaciones en el saldo de los bonos en UF por causa del tipo de cambio. El saldo del portafolio de estos derivados de cobertura se registra junto con el resto de los pasivos financieros en las cuentas “Otros pasivos financieros, corriente o no corriente". Al cierre de diciembre de 2017, el saldo del portafolio de derivados de cobertura vigente alcanzó los US$7,6 millones a favor de Masisa, lo que compensa una la apreciación equivalente en la valorización de los bonos en UF.

Al 31 de diciembre de 2017 la Sociedad cumplió todos los requerimientos de sus contratos de crédito y contratos de emisión de bonos, incluidos los covenants financieros. Producto del plan de reducción de deuda y el prepago de obligaciones financieras, se gatilla un alza de los gastos financieros por los costos de prepago. La Compañía, de manera preventiva acordó con sus acreedores bancarios la no medición del resguardo de cobertura de gastos financieros desde septiembre de 2017 hasta marzo de 2019, ambos meses incluidos, para aquellos contratos de crédito que lo incluyen.

Principales Indicadores Financieros

La razón deuda financiera neta a EBITDA alcanzó niveles de 4,0 veces al 31 de diciembre de 2017, mientras que al 31 de diciembre de 2016 alcanzaba niveles de 4,14 veces. La principal razón de esta diferencia tiene relación con el prepago de la deuda dentro del proceso de desinversión en el cual se encuentra la Compañía.

El índice de endeudamiento (total pasivos netos / patrimonio) al 31 de diciembre de 2017 bajó desde 1,28 veces presentadas al cierre del ejercicio anterior hasta 1,02 veces debido a la reducción de los pasivos totales durante el año.

La liquidez corriente, definida como la razón de activos corrientes a pasivos corrientes, alcanzó 1,8 veces, nivel superior al observado en el período anterior de 1,37 veces, debido principalmente al aumento de activos financieros corrientes y activos disponibles para la venta asociados a la venta de activos en México.